Diferentes filosofías de entrenamiento de sleep training

Bienvenidos a la parte más difícil de todas. Acostar a sus bebés despiertos en su cuna es un reto para todos los padres. No es fácil. A los niños no les suele gustar dormir en las cunas al principio. Necesitan unos días para adaptarse a su entorno, coger confianza y aprender a relajarse y a dormir solos.  Para ello hemos preparado un resumen de los métodos en los que más confiamos.

No olviden que la introducción de una buena rutina ayuda mucho a que los bebés tengan la confianza y tranquilidad de saber que es la hora de dormir, pero aun así, no les gustará que los dejen en la cuna. El secreto del éxito es mantener la calma y perseverar. 

Antes de elegir el método hay que tener en cuenta algunos factores que pueden influir en el éxito como por ejemplo la edad del bebé, su temperamento y vuestro estilo de crianza. El propósito de todos estos métodos que les vamos a contar es que sus bebés aprendan a dormir de forma independiente.

Les recomendamos elegir el método con el que más se identifiquen y se sientan más cómodos.

Extinción gradual del llanto o “leave y check”

La idea de este método después de una rutina previa es dejar al bebé despierto en la cuna y salir y entrar en la habitación tantas veces como sea necesario hasta que se duerma.

Se recomienda utilizar este método con niños mayores de 7 meses. Para bebés más pequeños es mejor permanecer a su lado durante el proceso. También recomendamos que vuestro bebé ya duerma en su propia habitación para tener éxito con este método. 

  • Después de la rutina de bonding acostar a vuestro bebé  despierto en la cuna 
  • Decidle en voz baja y suave que es la hora de dormir 
  • Salid de la habitación decididos y serenos con confianza. Tranquilos no le estais abandonando, solo le estáis enseñando a como dormirse solo.
  • Si se levanta o se incorpora y empieza a llorar o a quejarse, esperad un poquito 1 -2 minutos antes de entrar.. Vuestro bebé está bien simplemente no le gusta el nuevo cambio.
  • Si veis que llora mucho y va a más intensidad, entrad en la habitación, volved a tumbarle, dadle unas friegas en la espalda y decidle “te quiero” y que ya es hora de dormir, pero no le cogéis en brazos. 
  • Después salid otra vez de la habitación con la certeza de que este proceso tan incómodo sólo durará unos días y que a largo plazo es lo mejor para toda la familia.
  • Esto puede ocurrir varias veces, cada vez que salgáis de la habitación recomendamos aumentar el tiempo de espera 2 minutos más antes de volver a entrar, (2 min primera entrada, 4 min segunda entrada etc..)
  • Una vez se haya dormido vuestro bebé y se vuelva a despertar por la noche hacer exactamente lo mismo. Deberías notar mejoras en las primeras noches si sois constantes.
  • Es importante que mantengáis la calma, no cedáis. Cuando volváis a entrar en la habitación le estáis transmitiendo paz y seguridad. Si queréis que el método sea exitoso no deberíais coger al niño en brazos ni sacarlo de la cuna hasta la mañana. 
  • No te olvides de recitar un mantra asertivo durante el proceso como por ejemplo “Mi bebé quiere dormir, mi bebé va a dormir, toda familia vamos a descansar”.

Método de la SILLA (A partir de los 5 meses)

Este método es más gradual y tenéis que ser muy constantes para llevarlo a cabo. De nuevo, hay que seguir una rutina previa antes de llevarle despierto a la cuna pero en lugar de salir de la habitación uno de vosotros se queda cerca de la cuna hasta que el bebé concilie el sueño. Cuando ya se duerme podéis salir de la habitación y cada vez que el bebé se despierta volver a entrar, sentarse en la silla y acompañarle hasta que se vuelva a dormir sin cogerle en brazos. 

El propósito de este método es que el bebé duerma de forma independiente pero las primeras noches de transición estéis cerca para acompañarle. Recomendamos cada 3-4 noches, mover la silla más lejos de la cuna hasta salir de la habitación. 

Las dificultades para algunos padres con este método es ver a sus bebés llorar mientras le acompañan y el temperamento del niño puede influir en el proceso. 

  • Después de la rutina de bonding acostarle despierto en la cuna 
  • Decidle en voz baja y suave que es la hora de dormir 
  • Sentar en una silla justo a lado de su cuna y decidle “te quiero” o “shhhhh cariño estoy contigo”
  • Si se levanta o se incorpora y empieza a llorar o a quejarse, esperad un poquito y si es necesario volverle a tumbarle y repetir “te quiero” o “shhhhh cariño estoy contigo” hasta que concilie el sueño
  • Quédate cerca de la cuna hasta que vuestro bebé acabe durmiendo. 
  • Sal de la habitación. 
  • Cuando se despierta hay que esperar unos minutos y luego entrar para acompañarle.
  • Si veis que llora mucho y va a más intensidad, entrad en la habitación, volved a tumbarle, dadle unas friegas en la espalda y decidle “te quiero” y que ya es hora de dormir, pero no le cogéis en brazos. 
  • Queda sentada en la silla hasta que se vuelve a dormir 
  • Esto puede ocurrir varias veces, cada vez que se despierta recomendamos esperar unos minutos y entrar para acompañarle. A veces en los minutos de espera consigue volver a dormir sin vuestra intervención.. 
  • Es importante que mantengáis la calma, no cedáis, cuando volveis a entrar en la habitación estáis transmitiendo que estáis cerca y que no está solo. Lo acabará consiguiendo.

Si vuestro bebé después de un par de noches sigue llorando y no veis un progreso positivo, podéis intentar cambiar el método. Esto puede ocurrir porque vuestra presencia en la habitación les está estimulando y no entienden porque no les cogéis en brazos y también con niños de más de 12 meses que se pueden poner de pie y les cuesta más relajarse.

​​No cry

Normalmente para mamás que no les gusta ver a su baby llorar aunque hayamos dado pautas podemos decirles de este método. Aclarar que para bebés mayores puede no reducir despertares completamente

A 0-7 meses

Recomendamos este método para bebés menores de 7 meses. Como hemos visto en los otros métodos es importante introducir una rutina previa y poner el bebé en la cuna.

El propósito de este método es evitar el llanto continuo del bebé y dejar al niño calmado y despierto en la cuna.  Se considera una de los métodos más respetuosos con el bebé.  

Con este método recomendamos ayudar el bebé con bastante contacto físico y si es necesario puedes coger al bebé en brazos para calmarle un poquito antes de dejarle en la cuna adormilado.

  • Después de la rutina de bonding acostar a vuestro bebé despierto en la cuna 
  • Quédate cerca de la cuna y susurrar en voz baja y suave que es la hora de dormir
  • Si empieza a llorar o a quejarse, espera un poquito y si es necesario cógele en brazos para calmarle susurrando un “te quiero” o “shhhhh cariño estoy contigo”
  • Una vez se relaje tu bebé, vuelve a ponerlo en la cuna calmado y adormilado.
  • Repite estos pasos las veces necesarias hasta que se duerma.

You might also enjoy

Desarrollo de los bebés

Conocer sobre el desarrollo cognitivo, físico, motor y psicológico de un bebé es muy importante pues nos permite estimularle de la mejor manera. Aprende cómo hacerlo con Lullaai